Multimedia en Medicina #30: signo de Babinski

Paciente de 82 años.

Antecedente de accidente cerebrovascular isquémico bulbar hace 11 años con hemiplejía izquierda como secuela.

Al examen físico, presenta signo de Babinski a nivel del pie izquierdo.


La respuesta plantar es un reflejo que involucra no solo los dedos de los pies, sino todos los músculos que acortan la pierna. En el recién nacido, la sinergia es enérgica y afecta a todos los músculos flexores de la pierna; estos incluyen los ‘extensores’ de los dedos, que también acortan la pierna en la contracción y, por lo tanto, son flexores en un sentido fisiológico. A medida que el sistema nervioso madura y el tracto piramidal gana más control sobre las motoneuronas espinales, la sinergia de flexión se vuelve menos enérgica y los ‘extensores’ de los dedos ya no son parte de ella. Los dedos de los pies a menudo bajan en lugar de subir, como resultado de un reflejo segmentario que involucra los músculos pequeños del pie y la piel suprayacente, comparable a los reflejos abdominales. Con lesiones del sistema piramidal, estructurales o funcionales, esta respuesta segmentaria hacia abajo de los dedos desaparece, la sinergia de flexión puede desinhibirse y el músculo extensor largo del dedo gordo vuelve a ser reclutado en el reflejo de flexión de la pierna: el signo de Babinski.


Bibliografía:
The Babinski reflex. The Fellowship of Postgraduate Medicine, 1995. Classic signs revisited. Postgrad Med J 1995; 71: 645-648

1 Comentario
  1. Martín Hunter 3 años

    Aporte del Dr Jorge Hevia:
    «La verdadera historia del Babinski: la historia formal dice q el 22 de febrero 1896, en 26 líneas, Joseph Babisnki presentó en discusión ‘El fenómeno de los dedos de los pies’: la dorsiflexion del primer dedo del pie. Otros cuentan una distinta historia señalando que eso no fue así pues Babinski no hizo mención a esa venerada respuesta refleja, sino que describió la paresia del músculo cutáneo del cuello llamado Platisma (que significa lámina plana) y es inervado por el nervio facial. Suele llamarse el segundo Babinski o ‘Babisnki-Plus’. Revista Medicina, 2007, 67 374 – 376.»

    https://www.medicinabuenosaires.com/demo/revistas/vol67-07/n_4/v67_4_p374_376_.pdf

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Términos y Condiciones

Al participar en el Foro me comprometo, en lo sustancial, a NO brindar información que pueda individualizar a un paciente y a respetar en todos los casos la protección de los datos de salud.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

CONTACTO

¿Algún caso clínico para compartir? ¡No dudes en escribir!

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account

Términos y Condiciones

Al participar en el Foro me comprometo, en lo sustancial, a NO brindar información que pueda individualizar a un paciente y a respetar en todos los casos la protección de los datos de salud.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.